• No sé qué me pasa
  • No tengo ilusión por nada
  • No soporto más esta sensación
  • No puedo seguir así
  • Quiero dejar de sufrir
  • Ya no sé qué hacer
  • Solo quiero ser feliz
  • Cada vez es peor
  • No puedo más

 

  • No tengo solución
  • No sé lo que quiero
  • No soy normal
  • Los demás no me entienden
  • Estoy harto/a de todo
  • No tengo ganas de nada
  • No puedo quitármelo de la cabeza
  • Nadie me puede ayudar
  • Mi vida no tiene sentido

Es posible que te resulten “demasiado familiares”  algunos de estos pensamientos o las sensaciones de vacío, de infelicidad, la falta de ganas e ilusión, la angustia o la tristeza. Incluso, puede que lleves tiempo intentando quitártelos de encima y no encuentras la manera de hacerlo.

Puede que estés en un momento especialmente duro, incluso es posible que ya hayas buscado ayuda en muchos profesionales o quizá, lo estés valorando por primera vez.

Los últimos avances en Terapia Psicológica han mostrado  la  eficacia de las Terapias Contextuales en un amplio espectro de problemas psicológicos (trastornos de ansiedad, fobias, depresión, estrés, adicciones, síntomas psicóticos, control de impulsos, dolor crónico, fibromialgia, pacientes con enfermedades crónicas, disfunciones sexuales y problemas de pareja) desde la ACBS pueden consultarse los metaánalisis al respecto.